Días de todo tipo

Reconozco que soy negativa. 

Me cuesta mucho ver el lado positivo de las cosas, siempre tiendo a ver lo malo. Pero es que lo malo es realmente lo que me preocupa. Está claro que lo bueno es muy bueno, pero lo malo es lo que me lleva por la calle de la amargura. Llevo dos semanas haciendo un ejercicio de mentalidad positiva para ver si puedo cambiar la tendencia que tengo de ver las cosas. Y la verdad es que por ahora va todo bien.

Lo que me ocurre malo en el día casi siempre se tapa con las cosas buenas que quizás antes me pasaban pero dejaba aparcadas. Intento que lo negativo no tape lo bueno y esta semana al menos creo que está dando sus frutos.

No puedo evitar enfadarme y enervarme en ciertas cosas que veo que no cambian y que incluso me atrevería a decir que van a peor, pero al menos intento que me afecte lo mínimo posible. Realmente merece la pena estar así? 

La respuesta es obvia: NO.

En vez de cabrearme voy a cambiar la manera de hacer y de enfocar las cosas.

Me cambiaré de gafas y a tirar hacia delante.

PD: que bonita es la teoría, ahora a por la práctica.

Por cierto…. últimamente estoy teniendo unos sueños muy raros y me acuerdo de todos… tela. Ya contaré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s