Próxima salida, mis metas.

descarga

1 de Septiembre, y se avecinan cambios. Sí, muchas veces lo he dicho pero esta vez es la definitiva. Ahora si puede decirse que la nueva vida empieza, y es que a pesar de tener unas puertas por cerrar, unos capítulos pendientes de dar carpetazo (me doy unos días para hacerlo), empiezan a alinearse los astros y las cosas salen.

Se avecina una nueva etapa en la que me encuentro bastante ilusionada y por qué no decirlo, “acojonada”. Pero me quedo con el principio, la ilusión. La ilusión de verme en el camino, de hacer lo que quiero hacer, de aprender y de formarme para posteriormente desenvolverme en ese campo.

Hoy es un día importante, no sólo para mí.

Hoy es el inicio de nuevas etapas, de nuevos proyectos, de nuevas ilusiones y metas, tanto para mí como para personas muy importantes en mi vida. Por tanto, celebremos este 1 de septiembre y brindemos porque todos los días sean así.

A por ello!

Pensando…

A veces me da por pensar, sí, sólo a veces.

No entiendo a las personas que se creen con derecho a cambiarme. La vida se compone de muchas cosas, de muchos momentos, de muchas sensaciones y de muchos sentimientos. Uno básico para mí es el respeto. Cuando el respeto se pierde, ¿qué nos queda?.

Me encuentro inmersa en un momento de cambios y no pretendo que se entienda, pero sí que se respete. Con los años, he aprendido a que no puedo entender con mi lógica, la lógica de los demás, pero también he aprendido a que cada persona es cómo es y si la estimas has de respetarla con sus defectos y virtudes. 

Una no pide tanto a la vida, ¿verdad?. Pues algo tan básico nos cuesta muchísimo. Muchas veces somos incapaces de ser empáticos, somos tan egoístas que no nos damos cuenta de que a veces la cagamos con nuestra actitud, y nos creemos cargados de razón. Cierto es que el ser humano es cabezón por naturaleza y cuando creemos que nuestra postura es la correcta nos cuesta mucho ceder o cambiar nuestra percepción sobre cualquier hecho.

Y es aquí donde entra nuestro círculo más cercano, porque, qué maravilloso es poder contar con aquéllas personas que te aconsejan, que no intentan cambiarte y que saben distinguir cuando estás pasando una mala racha con sólo mirarte, o ahora más comúnmente, con leer una frase del wasap, incluso con un simple hola.

Si te encuentras entre los privilegiados de contar con personas así a tu alrededor, cuídalas, pero que también te cuiden a ti, que sea recíproco; si no es correspondido, quizás no son las adecuadas y si eres tú quién no las cuida, cambia de actitud, puede que algún día los necesites y ya sea tarde. 

 

Días de todo tipo

Reconozco que soy negativa. 

Me cuesta mucho ver el lado positivo de las cosas, siempre tiendo a ver lo malo. Pero es que lo malo es realmente lo que me preocupa. Está claro que lo bueno es muy bueno, pero lo malo es lo que me lleva por la calle de la amargura. Llevo dos semanas haciendo un ejercicio de mentalidad positiva para ver si puedo cambiar la tendencia que tengo de ver las cosas. Y la verdad es que por ahora va todo bien.

Lo que me ocurre malo en el día casi siempre se tapa con las cosas buenas que quizás antes me pasaban pero dejaba aparcadas. Intento que lo negativo no tape lo bueno y esta semana al menos creo que está dando sus frutos.

No puedo evitar enfadarme y enervarme en ciertas cosas que veo que no cambian y que incluso me atrevería a decir que van a peor, pero al menos intento que me afecte lo mínimo posible. Realmente merece la pena estar así? 

La respuesta es obvia: NO.

En vez de cabrearme voy a cambiar la manera de hacer y de enfocar las cosas.

Me cambiaré de gafas y a tirar hacia delante.

PD: que bonita es la teoría, ahora a por la práctica.

Por cierto…. últimamente estoy teniendo unos sueños muy raros y me acuerdo de todos… tela. Ya contaré.

Redes Sociales

Hoy he leído le entrada del blog de una amiga que hablaba de las redes sociales. En verdad lo he vuelto a releer.

Se trata de un artículo en el que habla del uso que le damos a las redes sociales. Está claro que cada uno le da el uso que quiere y demás, pero debemos ser responsables de lo que publicamos en todo momento. Yo soy de las personas que le da mucho uso a las redes sociales, incluso podría decir que abusivo en ocasiones; pero lo reconozco, me gusta. A veces sé que escribo cosas que no debería pero soy consciente de ello.

Me asombra la capacidad que tienen algunas personas de airear su vida personal para después borrarla a la mínima de cambio. Yo entiendo que quizás no tienen a nadie a quién contárselo, pero creo que una red social no es lugar apropiado para ello, te expones a que hablen de ti y no poco.

Por otro lado, están las personas que en vez de enfrentar los problemas, por llamarlo de algún modo, y de hablar con las personas con las que se tiene un problema, prefieren lanzar pullitas por este tipo de vías. Me dan ganas de reír. Está claro que todos en alguna ocasión lo hemos hecho, aunque a veces simplemente son frases generales. Se nota demasiado quién lo hace generalizando y quién no. Es triste. Con lo fácil que es hablar.

Por último daré un consejo a las personas que publican desde los smartphones….:usen el corrector. Normalmente cuando escribes mal, el móvil te lo dice… por favor… cuando lo hace es por algo. Aprendamos a escribir.

Todo esfuerzo tiene su recompensa.

Y con eso me quedo. Nadie dijo que esto fuera fácil y que no iban a entrarme los agobios por todo el cambio que estoy realizando. El camino parece que empieza a encauzarse aunque a veces exista algún bache que me cueste más evitar o saltar.
Lo mejor de todo, son las personas que me cogen de la mano y me ayudan a esquivar e incluso a salir de esos baches que se atragantan más de la cuenta.
Todo esfuerzo tiene su recompensa y a por ello voy!

Las casualidades no existen.

Las cosas no suceden porque sí. Las casualidades no existen, cada día que pasa lo tengo más claro.
No es casualidad que te encuentres con ciertas personas y tampoco lo es que otras desaparezcan de ella. A veces la vida te las pone en el camino para que puedas superar ciertos acontecimientos pasados.
Es curioso, hay algo que me estoy trabajando desde hace unos meses y desde entonces me he cruzado con alguien más en dos meses que en todo lo que llevo de vida.
El destino me está dando la oportunidad de afrontar mis miedos y de superarlos y yo, no pienso dejarla escapar.
Hay que aprovechar los momentos y aprender de las experiencias. Eso sí, me concedo el derecho a tener momentos no tan buenos y dejar que fluyan, porque de eso se trata, de seguir caminando con lo bueno y con lo malo.
Las personas que vienen por las que se van. En realidad si se van es porque nunca debieron estar ahí.

IMG_7244.JPG

De vuelta a la realidad

No hay peor cosa que encontrarte de frente con la dura realidad. A veces olvidamos lo duro que es el día a día, venimos motivados, con las pilas cargadas o al menos eso creemos, y nos damos de cara con una realidad completamente diferente. Qué duro es volver con ilusión y que se vaya apagando!

Lo mejor es lo que viene después, los ánimos, el saber que vales aunque no lo creas; porque tienes gente alrededor que se encarga de demostrartelo día a día. Únicamente por esa gente que cree en mi ya merece la pena. Pero no es por ellos (que también), es por mi.

Nadie dijo que la vida fuera fácil 😊

IMG_7114.JPG